lunes, 12 de julio de 2010

MI PARTICULAR SAN FERMIN


Llegué con los poros abiertos con el fin de sentir la fiesta. Y sentí que la fiesta sois vosotros, la gente que he conocido y que me abrieron los brazos bajo el aura del pañuelico convirtiéndolo todo en sensaciones a flor de piel. Me llevaron de la mano bajo la protección de la veteranía, todo un lujo para la nueva que llega.. y descubrí que soy adicta a San Fermín. Jamás una mancha de vino la recibí tan a gusto, el abrazo del Tito mientras me bautizaban en la plaza de toros como a los novatos universitarios. Me cantaron el cumpleaños feliz y recibí todas las mezclas de bebida existentes con la mejor de mis sonrisas, porque era feliz, estaba feliz y solo observaba risas y ganas de disfrutar de esos momentos que ahora entiendo más cuando cronometran el tiempo que queda para la siguiente. Momentos inolvidables. Inolvidable Ricardo, amigo mio, un jaranero de pies a cabeza, exaltación y lágrimas porque quería que lo viviera y veía lo que vivía y le gustaba verlo, y justo por eso, Ricardo, esta brujilla te quiere más si cabe. Mi veterano particular me llevó a la cuesta a cantar al santo y ví que ese momento, Marc, es nuestro momento, no sólo mio. Qué gran regalo sentir la tensión del que corre el encierro en directo, del que se prepara y espera con el periódico en la mano con el nudo en la garganta mientras lanza el canto sin saber si a la mañana siguiente podrá volver a correr el encierro, eso si es mágico. Me abracé a un corredor que lloraba, supongo que por muchas razones y eso, también es magia. Lorecho y Pui, Carlos, Jokin, Mariano, Txtexu, Iñaki, Juana.. gracias, y gracias a ti cariño, por llevarme de tu mano y querer compartirlo conmigo. GORA IRUÑA Y GORA SAN FERMIN!!