miércoles, 30 de julio de 2008

NO ME TOQUES LAS PALMAS QUE ME CONOZCO


Me cuenta mi hermano putativo, uruguayo hasta la médula, que por los lares charrua y concretamente en las playas, cuando un niño se pierde los padres empiezan a tocar las palmas y poco a poco ,como si de una cadena se tratase, todos los que allí se encuentran dan palmas a fín de encontrarlo. Es un código establecido y desde mi punto de vista fantástico, un lenguaje común que alerta y potencia la solidaridad de los allí presentes con los padres. Mientras tanto y sin perder la constumbre me pongo a pensar y recuerdo las, por suerte, pocas veces que me perdí cuando era una bebita. Dos, solo dos. Una, en la playa, y tuve la sensación de haberla recorrido entera, pero fue solo una sensación, pues no llegué a más de cien metros. Otra, con cinco años, en la romería de la Magdalena, fiestas de Castellón, en la que me quedé observando no recuerdo el qué y cuando me dí cuenta, mis padres ya no estaban. Lo cierto es que me fui directa al furgón de la policia que entre babeos, estupor, susto y lágrimas, localizaron inmediatamente a mis padres. Las veces que nos hemos perdido ya creciditos. Y no necesariamente en algún lugar determinado, en el camino de la vida, en el día a día, en los errores, en el momento de tomar decisiones importantes, de preguntarnos qué queremos y qué no. No me imagino a la gente que me rodea dando palmas advirtiendo de mi posible error, de que me puedo perder al escoger un camino equivocado. Tal vez, si se hubiera dado el caso, me hubiera lanzado por bulerías. Ay señor! si es que la cabra... siempre acaba tirando al monte.

17 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Yo una vez de pequeño me perdí en la playa de Mundaka, en Vizcaya, y, ahora que lo pienso, no sé qué demonios pinto en Andalucía... A ver si me equivoqué de padres aquella vez y no me he enterado...

Marta Arrufat dijo...

Esto.... puess.... Eduardo, espera que me muero de la risa. A ver, pues como demos palmas en Andalucía... igual te montan hasta la caseta de feria y todo. Ja ja ja ja ja ja ja ja Creo que ya no podemos hacer nada, pero oye, que Andalucía está muy bien! besos Mister

diariodeunamujersola dijo...

pues la verdad yorecuerdohaberme perdido muuuuuuuchas veces,pero lo mio era vicio...me encantaba mirar comomebuscaban mis padres....jejejeje he sidomuuuy mala y mi madre da fe de ello....marta cariñopermitemedecirte que eres un crack....pero larespuesta deeduardo me ha roto por completo.....besitos en medio de una gran risotada
me encanta conocer genios como vosotros.......besos

Marta Arrufat dijo...

Si es que tiene unos puntos... es muy bueno.

Más claro, agua dijo...

Da gusto pasarse por aquí. Tengo el ego de hinchado que se tiene que ver desde el meteosat...

Voy a ver si me pierdo en una playa y aparezco a vuestro lado ;-)

Marta Arrufat dijo...

Pues voy a mirar el google earth a ver si encuentro un ego con forma de birra.;-)

L'ingràvid dijo...

Eres la Marta que trabajaba en el colegio de médicos?
Te escribo a tu correo privado.

Marta Arrufat dijo...

Ingravid, no trabajo en ningún colegio de médicos. Palabrita.

didac dijo...

hola!!! pues nada ke me he perdido en el mundo civernetio ......
yo un dia me perdi en una montaña y tllege a un sitio en el cual habia tres senderos y no sabia cual cojer y me di un arton de llorar terrible tenia 9 años y esos senderos estaban a 5 min de mi casa jajajaj ke mal lo pase hasta ke bi por alli aras conocidas !!
siempre al monte siempre
muak

Marta Arrufat dijo...

Hola didac, pues menos mal que no había una bruja con una casa de caramelo! Un beso

Landahlauts dijo...

Yo ando siempre perdido. Y más ahora, de vuelta a la cruda realidad.

Saludos!!!

cheguevara dijo...

acá tb se usa*
las palmas en mi caso no sirvieron,
me perdí hace mucho!y no me quiero encontrar*+
abraccio
CHE

Marta Arrufat dijo...

Landa!
Como estás? Síndrome post vacacional?
Bienvenido a la vida real de nuevo. No te pierdas mcuho que te necesitamos bloggeando. Un abrazo.

Hola Che!
Sí, me imagino que por Argentina será lo mismo. Si no te quieres encontrar pues mejor, andar siempre perdido pero con gusto es siempre un placer. Yo ahora también necesito perderme un poco. Un abrazo.

mi despertar dijo...

Te felicito por tu blog, y por tu comment,
Feliz de haberte encontrado

besos alados

noctambulus dijo...

Sigo recorriendo caminos por este mundo y hoy me pare aquí... creo que no me he perdido pero mi brújula no va muy bien... tocare palmas a ver que pasa... besos

Marta Arrufat dijo...

Hola Mucha,
gracias por volver de nuevo, siempre eres bienvenida.

Noctambulus,
Pues pierdete más veces por esta casa, que yo me iré prediendo por la tuya. Saludos.

Landahlauts dijo...

Mi síndrome post vacacional está regular. Todos los años me he ido en Agosto y este lo he hecho en Julio, así, cuando muchos se van... yo estoy ya de vuelta. Y eso se me está haciendo duro, muy duro.

Muy curiosa esa forma de buscar a los niños perdidos. Tengo yo una historia de playa y palmas... que ya contaré.

Un saludo.