jueves, 24 de septiembre de 2009

IMBÉCIL


El auténtico signficado de esta palabra procede del adjetivo latino " imbecillis" correspondiente al sustantivo " imbecillitas".
Imbecillitate Augusti nuntiata, quiere decir " habiendo sido anunciada la enfermedad de Augusto. Nada que ver con el actual significado.
Cuando utilizamos tal adjetivo nos referimos al " tonto", " alelado", "escaso de razón", "flaco" y "débil".
Nos rodean personas imbéciles a diario e incluso en algún momento de nuestras vidas hemos llegado a serlo, suerte que es transitorio.. a excepción de algunas personas o personajes (entiendasé el tono irónico de la anterior frase, pues ser imbécil crónico/a no es ninguna excepción, al contrario y aqui, nada hay que confirme la regla a no ser que sean los anuncios de higiene femenina de cuyo contenido se " parte la caja" hasta el/la más imbecil. Y no, me niego rotundamente a hablar de la incontinencia urinaria y del pañuelo rosa de Concha Velasco, que hay quien se mea encima solo para que se lo regalen.. ¡hay que ser imbécil!).
A lo que iba, que estamos rodeados de imbéciles. Nos topamos con diferentes tipos de imbéciles. El imbécil que va de listo, la imbécil que va de sincera, el imbécil que va de gracioso, la imbécil que va de culta,y, el peor de todos y en cambio menos peligroso: el imbécil que va de imbécil, no engaña.
El imbécil te vacila, la imbécil te da los buenos dias .. con sonrisa de imbécil, claro.
El imbécil acompañado de la imbécil procura amedrentar al que no lo es, porque el imbécil y la imbécil son mediocres pero son conscientes de ello, esa temida combinación del / la tont@ list@".
Saben que no pierden nada y es ahi cuando carecen de miedo. Son todo atrevimiento. Hasta el punto de tacharnos de imbéciles a a todos, así son más felices. Unos imbéciles felices.
Hay quien es menos feliz y por lo tanto menos imbécil, pero habrá algún momento en que esa " flojera mental" pueda salir a la luz a fin de adaptarnos a las circunstancias. ¡Que yo tambien soy imbécil si quiero,oiga!... o no, a gustos.
Ocurre, si, que en ocasiones, como en la pelicula " veo imbéciles". Voy a reflexionar sobre ello sin evitar poner cara de eso... de imbécil.

8 comentarios:

Alex dijo...

...puedo decir un imbécil?...
...el imbécil, que siendo un conguito...
...se envuelve en el papel de un Ferrero Rocher...
...pero si sigues siendo un conguito!...
...imbécil!...

...aaaaay, que a gustito me he quedado...
...grácias!...
;)

pene lope crux dijo...

imbécil!!! me dolería más que alguien me llamara imbécil que hija puta......
hay tantos.....y como tú dices, en pareja son letales

Raúl dijo...

Pues dado que los imbéciles estamos enfermos (según el significado latino) preguntaré a ver si la Seguridad Social me cubrirá los gasto de mi cura.

Pd.- Yo sé de alguien que cumplió años recientemente, y al recibir un sms de felicitación, no se dio por aludida. ¡Ejem!

Anónimo dijo...

El imbécil acompañado de la imbécil terminan por hacerse sombra el uno a la otra y anulandose. Por lo tanto, no malgastes tu tiempo intentando adapatarte a las circunstancias tratando de ser imbécil, hasta que veas los cadáveres de los imbéciles por tu puerta pasar... Entonces sí, entonces podrás permitirte la "flojera mental" y poner cara de imbécil... que no de serlo.

Un afectuoso saludo!

MediaBaldosa dijo...

Los imbéciles definen la realidad. Es lo que hay...

Landahlauts dijo...

Yo, a veces, quisiera convertirme en uno de ellos.

Ya sabes por lo de "si no puedes con tu enemigo..."

Besos, Marta.

gnuTrade dijo...

Reconocer la imbecilidad... ¿te hace un imbécil honesto o te quita (aunque sea un poco) lo imbécil? ;)

Saludos

gnuTrade

Anónimo dijo...

El mundo está poblado de imbéciles... y por tanto es muy fácil pasar desapercibido... al final es difícil definir al imbécil... pero siempre se pueden dar ejemplos...!
Besos Martita,
Mavi