lunes, 17 de noviembre de 2008

IDOIA, CONCURSANTE DE PEKIN EXPRESS



Soy seguidora de Pekin Express. Tenía predilección por la pareja formada por las gemelas Idoia y Ainhoa. Nadie, absolutamente nadie puede decir, independientemente de su marcado carácter, que esta pareja no era de las más fuertes. Me encantaba verlas luchar a muerte, las admiraba por ello, de hecho, la noticia de ayer, hizo que mi admiración se elevara al máximo exponente. Pero mi pareja favorita tuvo que abandonar el programa por causas ajenas al concurso.
Para los los lectores que desconocen el contenido del concurso, les diré que, desde mi punto de vista, no todo el mundo es capaz de aguantar las aventuras varias que viven estos consursantes cuyo objeto es buscarse la vida con un euro al dia recorriendo el trayecto San Petersburgo-Pekin, unos diez mil kilómetros en total. Cabe decir que la pareja ganadora es la que llega en primera posición. Tras pasar duros momentos, las gemelas llegaron a ganar varias etapas a la par que conseguían amuletos que facilitaban su trayecto. A punto de pasar a Pekin y mientras realizaban la prueba de inmunidad, el cuerpo de Idoia dijo basta.
Y es que Idoia padece cáncer y la enfemedad la va llenando por el higado y los riñones. Nadie hubiera dicho que esta guerrera de armas tomar presentaba tal diagnóstico. Quizás fue una imprudencia que lo hiciera, si, pero le doy la razón porque Idoia en declaraciones realizadas a la productora comentó: " ésta es probablemente la última ocasión que tengo de poder realizar un sueño como éste;cuando te dicen que tienes un cáncer todo es un reto, el día a día es un reto. Quiero hacerlo lo mejor posible y si los demás se suben a una duna, pues yo también".
Idoia, yo te quiero dar las gracias. Gracias por habernos demostrado a todos que querer es poder. Gracias por darnos la lección que deberíamos aprender, que la fuerza sale a borbotones cuando una está convencida, segura. Gracias, porque miles de personas como tú saben que poco a poco lograrán llegar a la cima de su duna particular. Gracias, porque me recordaste que mi amiga se enfrenta todos los dias a desiertos repletos de dunas, sin agua, con límites, con adversidades y ahí sigue, sin mirar atrás, alentada por las voces que le recordamos es una campeona. Idoia, gracias, porque todos hemos podido ver la esperanza en tu esfuerzo y los que se encuentran en tu situación quizás hayan encontrado una luz que les muestre las huellas del camino. Idoia y Ainhoa, ganadoras.
Enhorabuena, a las dos en general y a Idoia en particular.
Que disfrutes de la inmunidad por siempre jamás.

16 comentarios:

Lidón B dijo...

La verdad es que el tema pone los pelos de punta!
Yo hubiera hecho lo mismo que ella, la verdad. Todo un ejemplo

Marta Arrufat dijo...

T tanto Lidón, menuda fuerza no sólo fisica sino interior. Besitos

Anónimo dijo...

eso es de una gran luchadora , por cierto como se llama la cancion de fondo

Marta Arrufat dijo...

Hola anónimo,
pues no sé pero lo averiguamos. Saludos

Más claro, agua dijo...

O sea, que le diagnostican un cáncer y coge ella y no sólo se lo lleva a Pekín sino que encima lo chulea... ¡¡¡Joder, con un par!!!

;-)

Marta Arrufat dijo...

Si si, Eduardo, ella sabía que si lo decía a la directiva del programa pues que no iba a colar así que no lo dijo. Para muchas personas que se encuentran en su misma situación,espero que sirva de ejemplo y ayuda para animarlos.
Buenos dias!

Landahlauts dijo...

No he visto nunca el programa. Me enteré ayer y creo que es una lección de valentía y de encarar la vida que nos vendría muy bien a todos.

(en especial para los aprensivos como yo).

Saludos.

joanpoch dijo...

Una lección para todos, sí señora!
Mi absoluta y total admiración hacia ella y su fuerza de voluntad.

Anónimo dijo...

jo Marta que razón tienes... y cuánto me recuerda a nuestra pekeña y morena! todo en esta vida es LUCHAR! unos tenemos que hacerlo menos que otros... y sin ningún criterio... en fin!


me uno a tu blog, por cierto que risa con la entrada de Joan...ajajaj

eres tremenda!

Elenius Sanchis!

Marta Arrufat dijo...

Elenius,
tu eres una luchadora maravillosa, qué te voy a decir. Besos princesa!

MediaBaldosa dijo...

Me llamó la atención la actitud que mantenían, ante las mismas circunstacias, dos personas diferentes en el programa emitido el último domingo. Tenían que cruzar el Gobi en camello. Claro, ninguno tenía ni idea de cómo era eso de montar en camello. Las gemelas y la pareja en crisis decidieron que siempre sería la misma persona la que iría montada en el camello. En el caso de la pareja en crisis, él iba corriendo y ella en el camello, pero se llevó todo el rato protestando, criticando y machacando al chaval. Sin embargo, Idoia, que iva en el camello se dedicó a animar a su hermana. Gracias a esos ánimos, su hermana consiguió tirar del camello y llegar a la meta. Me parece una actitud mucho más positiva que la de la otra pareja.

Marta Arrufat dijo...

Mediabaldosa,
toda la razón. Me puso nerviosa la chica de la pareja en crisis, nerviosa, anda que el chaval no tiene agunate ni nada. Y si, la gemela que iba en el camello, no paró de decirle campeona a su hermana que se comió treinta kilómetros nada más y nada menos que andando a través del Gobi y era impresionante la actitud positiva que les hizo llegar las segundas. una lección para todos!

Raúl dijo...

No sabes lo que me cuesta engancharme a un programa de televisión. De hecho, no me gusta esa absurda "dependencia" y rehuyo de ella con la serenidad y la determinación de quien cree tener razón. Pero los domingos por la noche, se ha convertido en una cita casi ineludible, darme una vuelta por aquellas lejanas tierras del este. Yo confieso.

Marta Arrufat dijo...

Yo también confieso querido Raul, de hecho peco más de un domingo.

Liberto Brau dijo...

Hola… Vengo de visita de domingo a tu casa… Querer es poder, por supuesto, Marta. Y tú también quieres leerme de vez en cuando aunque mis capítulos sean un poco largos. Ya sabes, es lo que sucede en una película en la TV, una acción que no queremos que interrumpa la publicidad aunque esto nos permita ir al frigo a por un trozo de queso por ejemplo. Y es que hay cosas que uno no puede interrumpir y dejar para mañana. Así que te invito que vengas a ratitos, que me leas de poquito en poquito. Ojalá disfrutes de mucho en mucho, es un decir

Gracias por leer “Amanece púrpura” y por formar parte de esta historia de lectores y escrituras. No sabes cómo agradezco tu entusiasmo y entrega en este proyecto de palabras, tus comentarios que hacen posible que continúe esta feliz tarea de escribir no sólo para mí sino sobre todo para vuestros ojos e imaginación. Anoche edité la segunda parte que faltaba del segundo capítulo. Espero, deseo, que te guste… que renueves nuestro pacto. Saludos.

Marta Arrufat dijo...

Liberto, pacto renovado, cuenta conmigo, mientras tanto me iré a por un trozo de queso a la nevera ya para no levantarme en medio de la lectura. Un abrazo