viernes, 3 de octubre de 2008

VIENTO


" Usted lo que necesita es desconectar e irse de viaje con sus amigas ". Lucía empezaba a sentir la libertad, notaba que le iban creciendo alas, que podia volar a sus anchas. Tenía miedo, jamás había sentido tanta responsabilidad consigo misma. Siempre había estado protegida y jugaba a ser una pija revolucionaria sin reparos a la hora de probar experiencias. Durante largo tiempo coqueteaba con lo que se le pusiera delante. No le importaba nada, se había perdido el respeto.
Siguió las recomendaciones de su médico y decidió partir hacia Tarifa. Durante el trayecto no dejó de mordese las uñas. Le aguardaban aventuras que ni ella misma hubiera sido capaz de imaginar. En cuanto llegaron, ella y sus amigas decidieron ir a comer a casa Manolo, un viejo bar tarifeño de toda la vida donde se comen las mejores tortillitas de camarones de todo el pueblo. Manolo, el dueño, era el típico gaditano con gracejo que te miraba por encima de su barriga cuando ésta no le dejaba ver a la clientela mientras tomaba nota. Lucía siempre pensó que a Manolo el viento de Levante le había convertido en una especie de poeta loco. A Lucía le encantaban los locos. Quizás porque ella también se sentía así, observaba a su alrededor y acababa quedándose con las caras de aquellos que aparentaban serlo. La primera noche salieron a tomar una copa y conoció a Jesús, un periodista cordobés de ojos verdes y pelo largo. Jesús no tardó nada en presentarse.
Lucía dejó a sus amigas y decidió marchar con él a conocer la noche tarifeña. Ella se hacía la sorprendida con respecto a los garitos que visitaba para agasajar a Jesús que desconocía estaba con una visitante asidua del pueblo. Pasaron la noche juntos y al amanecer Jesús le propuso coger el ferry y llegar hasta Marruecos. Lucía hizo un maleta con lo justo. Jesús la esperaba en el puerto, faltaba media hora para que saliera el barco. Sentía el cosquilleo de la aventura en su vientre mientras caminaba, observando a lo lejos la figura del cordobés cuya sonrisa recordará siempre. Macharon juntos. Una noche en Tánger y dos en Marruecos bañadas en alcohol y música andalusí. A su regreso Lucia se despidió de él sin prometer otro reencuentro. Jesús le pregunto si algun dia... " cállate, no lo estropees..". Se propuso volver a la realidad y empezar de nuevo, sola. Quiso que su aventura no se alargara más, su permanencia era innecesaria. Quizás Lucia se hubiese enamorado, quizás era el principio de una historia, pero Lucia se había quedado sin sueños y quiso guardarse éste. Lucia me mira y me susurra con nostalgia " fue el sueño de una noche de verano".

23 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Ay, Tarifa... Y el ferry a Tánger... Y las tortillitas de camarones... Y el levante... Y el sonido del chill out del Tarifa Groove abriéndose paso entre el viento... Y las noches en la playa... Y el güinfisu que te deja molida la espalda...

Esto no se me hace un viernes, Marta... Ya tengo mono de Tarifa...

;-)

Marta Arrufat dijo...

Y yo Eduardo, ay Tarifa... ay
Y el Misiana, y la Jaima, y valdevaqueros, y dos mares, y punta paloma.
Y esa canción que decía ( tarifa Grooove 2003):
Tu mirada me llena de luz y esperanza..
te alejabas de mi, te alejabas de mi...
ay Tarifa..

Más claro, agua dijo...

Si no llega a ser porque esta tarde vienen de visita unos amigos de Bilbao a pasar el fin de semana, mañana mismo te estaba llamando desde la terraza del Arte Vida... (que, por cierto, también han sacado su propio CD de "chilín-chilaut" ;-)

Marta Arrufat dijo...

Desde luego... eso ponerme los dientes largos... Edurado... que yo me quiero mucho a mi Tarifa..

Más claro, agua dijo...

Los dientes largos... el bañador estrecho... Qué más da... Lo importante es el viento... ¡Y los cubatas del Explora tirado en una jaima!...

Marta Arrufat dijo...

Ay el Explora... Eduardo... que me vas a hacer ir, te juro que allí he sido muy feliz

Más claro, agua dijo...

¿Y la comida a ciegas de Juan Luis, el sabio de Tarifa?... :-)

Venga, Marta, vamos a irnos todos pallá!

Marta Arrufat dijo...

Pues no te digo yo que no ;-)

joanpoch dijo...

Un poco de envidia sí que dais... y eso que no he estado nunca...

Bon cap de setmana!!!

Marta Arrufat dijo...

Doncs mai es tard per fer- ho Joan. Nucna es tarde si la dicha es buena compañero. Bon cap de setmana.
Feliez finde everybody

cheguevara dijo...

heyheyhey!
todo mu lindo, pero....
que es una
*pija revolucionaria?
CHE

Alex dijo...

Otro que no ha estado jamás en Tarifa...y por lo que he leído, tendré que poner remedio...

Kisses!

Alex dijo...

Pija revolucionaria...uuuufff...que innovador....aaaahhhh! ya sé!...
debe ser aquella que come ciras y vé granjas de miél....

Kisses!

Mónica dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí pero no he podido encontrar otra forma de ponerme en contacto, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

Canicula dijo...

Oye oye que si os vais a Tarifa me aviseis ehhh que yo tambien quiero ser un poco Lucia!

Marta Arrufat dijo...

Che,
digamos que más que pija revolucionaria Lucia es una rebelde sin causa. Espero te sirva ;-) Un abrazo.

Alex,
pues si tienes oportunidad ve. No te arrepentirás, y si una pija revolucionaria será esa que come ciras y todo lo demás.. ja ja ;-)

Canicula,
no te quepa duda. En cuanto llegas a Tarifa a todas se nos despierta la Lucia que llevamos dentro. Así que ya sabes... ;-)

Raúl dijo...

Coincido con Lucía, a pesar de que ella llegue a su conclusión a través de la resignación; hay sueños que no deberían franquear la barrera que les separa de la realidad.

diariodeunamujersola dijo...

ozu....chiquilla que aventura.....yo quiero ser lucia...aunque sabes bien que lo he sido solo que sin jesusito.....yo era mas pajaro libre hasta que me encontre a mi carcelero....pero volvi a escapar solo que el pajarillo que fui se convirtio en murcielago...y ahora soy un vampiro...aventurero...jejejejje
a la churriña
besitos

Marta Arrufat dijo...

Raul,
totalemnte de acuerdo, hay sueños que deben dejarse tal cual porque la realidad los desmitifica. Buenos dias vecino.

Diario,
yo creo que más que un murcielago eres un buho, te ubicas en la noche y en los parajes sombríos porque no dejas de ser una romántica pero no dejas de ser tierna y graciosa como los buhos y además te sueles fijar mucho:-)!
Un murcielago es una rata con alas, tu no tienes nada que ver con eso querida.

diariodeunamujersola dijo...

alaaa....que chuliiiii.....me ha gustado la correcion....solo que ha de ser corregida,ya que soy mas bien una mutacion de buho y murcielago....seria un
MURCIBUHOELAGO...JEJEJEJEJ queda chuli y todo....esa soy yop

Marta Arrufat dijo...

Diario, has vuelto a ver granjas de miel?

Edurne dijo...

Entro.
Y es que esto de Tarifa me ha arremolinado los recuerdos, y puesto la cabeza del revés (será por el viento)!
Tarifa.
Dos veces dos que me he paseado por ella.
Volvería.. aunque sea para volverme un poco loca!
Abrazos!

Marta Arrufat dijo...

Hola Edurne,
es cierto, tiene algo especial ese pueblito con tanto viento. Yo creo que Tarifa tiene magia, y si tú me lo constatas, junto con el resto, por algo será, verdad?
Un abrazo.