viernes, 12 de septiembre de 2008

EL EX EX


Comimos en un pequeño restaurante italiano que nos encanta a las dos. La última vez que estuve con ella fue en el mismo lugar, a la hora de siempre. Sus ojos brillaban, tristes, los forzaba para evitar que hablaran por sí solos, pero destacaban bajo esas ojeras que descubrían noches de insomnio frente a la televisión, teléfono en mano esperando que alguien le explicara lo que estaba ocurriendo. Se casaron hacía ya unos tres años, fue una boda por todo lo alto, y sin exagerar, una de las novias más guapas de todas las bodas a las que he sido inivitada, que por suerte o desgracia, han sido bastantes. Él se había marchado, no sabía si la quería, fue todo de golpe. En esos momentos todo parecía como si el destino la estuviera engañando, poniéndola a prueba, pero él se había marchado.
Pasado muy poco tiempo, siempre con el dolor del engaño amenazando con convertirse en el estandarte de su vida, decidieron formalizar su situación y así firmaron el divorcio pasando a formar parte de las estadísticas, esos números tan poco esperanzadores para las futuros matrimonios. Llegado el momento, decidió seguir adelante, sola, porque sabía que debía pasar el luto. Diversión, amigos, viajes, trabajo y alguna que otra llamada clandestina de él que ella no entendía y aun así aceptaba.
Ayer, comimos en el mismo restaurante. Sus ojos era diferentes, su mirada era serena, tranquila.
Ayer esa niña triste que me contaba llorando que su chico ya no la amaba, resultó ser una mujer decidida y enérgica con las ideas claras.
- Nos volvemos a casar- . Sonreí. Cualquiera puede pensar que está loca, que no va a hacer más que abrir la herida, quien piense que se cerró, claro. Querida amiga, ¿ qué importa lo que piense " cualquiera" si es eso, nadie?. Él demostró que lucharía por ella y ella aceptó. Todos merecemos una segunda oportunidad.
Querida amiga, no os deseo que continueis con vuestra historia, os deseo que empeceis una nueva , que aventura tras aventura podamos aceptar todos que el ser humano, ese animal que a veces piensa, comete errores y también es capaz de convertir el dolor en una experiencia más que ayuda a renovar las situaciones sin necesidad de cambiarlas al completo.
Querida amiga, que seais muy felices.


LITOGRAGÍA DE CARLOS MÉRIDA " DIVORCIO". Imagen extraida de www.aceroarte.com

11 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Quizás entonces no fue el momento. Quizás ahora sí. En todo caso, si los dos están de acuerdo en inventarse un nuevo futuro juntos, ¿quiénes somos los demás para ir tirando chinas sobre su alfombra roja?...

;-)

pene lope crux dijo...

Decisiones difíciles en tiempos en que el amor ha dejado de ser un sentimiento mágico.
Quiero creer que aún hay personas que siguen pensando que el amor existe, que se pueden olvidar los errores, que el orgullo no hace la felicidad.
Todas las decisiones se deben de respetar y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Marta Arrufat dijo...

Eduardo, tú lo has dicho. Cuantas veces las cosas no salen bien porque las circunstancias o el contexto en el que te encuentras no acompaña, a veces ocurre que las personas adecuadas nos aparecen en momentos no adecuados. A veces, claro.

Pene Lope,
Cuanto timepo y que bien que lo describes, no pierdas la fe en las personas que hay muchas que sí que piensan que existe. Yo a mi amiga la apoyo justamente por lo que dices, que el orgullo no te da la felicidad y que hay veces que merece la pena perdonar, alguna veces sólo, y creo que esta es una de ellas. La primera piedra? yo no la tiro ni jarta de vino... dioss, cuanta moralina barata de supermercado nos tenemos que tragar? Nada nada, el respeto a las decisiones ajenas ante todo.

Ignacio Bermejo dijo...

No he podido entrar en tu cafe literario. Pensé que allí encontraría poesía, o literatura digna de ser compartida.
Supongo que seran cosas personales. Un beso.

Marta Arrufat dijo...

Hola Ignacio,
si, el otro es personal y compartido pero espero que disfrutes con este que también es muy personal aunque es sólo mio. Un saludo y gracias por la visita que espero no sea la última.

Ale Renovada dijo...

Pues, solo desear que ahora si sea enteramente feliz y como dices, todos merecen una segunda oportunidad

abrazos

Luna Carmesi dijo...

Errores para aprender y no para bajar la cabeza...
Mejor mejor...
;-)

Luna Carmesi dijo...

Hola.

Me gustaria ponerme en contacto contigo, no mas tu lugar geografico.
No quiero perturbar tu privacidad.

Se trata de un localizar un troll y no querria confundirme contigo y tu IP...

Ya comentaremos la proxima semana.
Gracias.
Un beso.

Landahlauts dijo...

Pues es una segunda oportunidad. No es mala cosa. Ya quisiéramos todos tenerla, al menos, una vez en la vida.
Qué sean muy felices!
Saludos, Marta.

SOMMER dijo...

Segundas partes nunca fueron buenas. Ojalá el destino haga que esta vez si lo sea.

Abrazos

Marta Arrufat dijo...

Hola Landa y Sommer,
este es un caso muy particular así que yo no lo veo mal lo de una segunda oportunidad, aunque ayer una amiga me dijo que no le gustó porque " cigarro que se apaga no lo vuelvas a encender y hombre al que quisiste no lo vuelvas a querer", o algo así. Los refranes están muy bien, pero cuando una pareja que sólo ha estado cinco meses divorciada, tras papeleos, etc, se vuelven a plantear pasar por, de nuevo, otra vez papeles para contraer matrimonio, uff, que pereza me da!,por algo es, en cambio ellos lo ven como la verdadera oportunidad, pues adelante, claro que si, si sale bien, bien y si sale mal pues a otra cosa.. Saludos.