lunes, 5 de marzo de 2012

RESPIRO

Habrá que hacerlo. Una vez dije " tiritas para todos", ahora reivindico con una nueva consigna : " oxígeno para todos". Respirar. Abrir la mente hacia una misma, que no para los demás. Desconectar, reposar.
Mimarse con otros métodos.

 No castigarse, no herirse, no penalizarse. No sabotearse, no mentirse, no imponerse. No a competir, no a cerrar los ojos cuando sale el sol, no a quedarse quieta cuando todo se mueve, no a empecinarse en tener la última palabra. Respetarse, motivarse, abrazarse.

Anestesiarse cuando sea necesario, despertar cuando se requiera.

 Mi anestesia empieza a hacer efecto, y andaré dormida, agarrada a la vía que me oxigena porque no soy capaz de hacerlo por mi misma.
Tengo sueño y me cuesta abrir los ojos.

Respiro y relajo. Voy a dormir.

Y pase lo que pase, será bueno.