martes, 14 de octubre de 2008

CINCO PÁGINAS


Ha pasado de ser una mujer triste a serena. Cuando la veo, percibo en ella que lo que fue lo mantiene en esencia, si, sus ojos son serenos. Nunca se ha arrepentido de lo que hizo porque siempre dice que lo peor fue lo que nunca se planteó ni siquiera intentar, eso es lo que le quita el sueño. Ahora camina, no pisa fuerte, lo hace despacio, a veces incluso de puntillas, no quiere hace ruido. Pretende ser discreta, aunque eso es imposible y lo sabe, intenta suavizar la fuerza que transmite hablando menos y escuchando más. Le gusta mirar. Observa a los que aparentemente no tienen nada que decir, a ella le agradan, son interesantes, piensa que engañan. Mientras tanto, abre el libro por la página cinco, siempre la misma, entonces, se da cuenta de que olvidó el principio y vuelve a empezar. Ayer fue cuando reparó en ese detalle, nunca pasa de esa página y cerró el libro. Comenzará otro diferente, buscará otro argumento que le resulte más interesante. Comprobará si pasa página o volverá a empezar porque se olvidó, otra vez. Busca su historia y se resiste a pensar que solo tiene cinco hojas llenas de letras incapaces de recordarle el inicio.



" Mujer leyendo" de Damon Tommolino

22 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Hay magníficas historias con fantásticas sorpresas a partir de la página cinco...

Besos ;-)

Marta Arrufat dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marta Arrufat dijo...

Eduardo.. y tanto! solo que es mmuy probable que no esté leyendo el libro adecuado.
Besos ;-)

Alejandra dijo...

wow, me he sentido reflejada en este escrito. me encanta tu prosa

un saludo
alejandra

Más claro, agua dijo...

¿Y no se dejará aconsejar? ;-)

Marta Arrufat dijo...

Ale, hola, muchas gracias por tu apreciación, vamos a ver si entre todos logramos que pase d el cinco! un beso

Eduardo,
ya, está claro. Los consejos suenan bien, todos sabemos que un buen consejo deberíamos llevarlo acabo, pero las decisiones las tiene que tomar ella, cuando esté predispuesta a dejarse aconsejar puede que te haga caso.

Más claro, agua dijo...

Ójala. Conozco historias de cuarenta páginas, cien, quinientas... Tendrá para elegir ;-)

Marta Arrufat dijo...

Lo que tiene que ver es eso, que hay tantas y tan distintas... verdad? ;-)

Más claro, agua dijo...

A la carta! :-)

eva dijo...

Tambien puede optar por dejar la lectura y escuchar música o ir al cine...

Tiene infinitas opciones por delante, todas válidas!

Marta Arrufat dijo...

Eva, y lo bueno es que todas me gustan.. se lo diré.. ;-)

Landahlauts dijo...

Lo bueno de eso es que siempre podrá cambiar de libro. Hasta que encuentre uno del que recuerda cada línea, cada letra, cada tilde...
Y ese lo disfrutará hasta el final. No lo dudes.

Saludos.

Flipo en octarino dijo...

Yo también conozco una mujer que le pasó lo mismo. No podía pasar de la página cinco, y tenía que volver a leer lo que llevaba por que no lo recordaba, y tuvo que dejar de leer por un tiempo, y de hacer todas aquellas cosas que le gustaban por que no era capaz de distraer su mente de ese tiempo de penumbra, ¿qué me pasa? ¿por qué lo veo todo gris? se preguntaba, se martirizaba... Pero fue que era otoño, después vino el invierno duro y después la primavera y pudo volver a leer...

joanpoch dijo...

Darse cuenta es lo difícil, pero a partir de ahí empieza lo mejor, que seguro estará por venir.

Si ja t'ho dic jo: ets bona, i cada dia una mica més...

Belén dijo...

Querida, la verdad es que la protagonista detu post está creciendo si señor, y siempre que se vea serena está ganando mucho, creeme :)

Besicos

Marta Arrufat dijo...

Landa,
la busqueda de un nuevo libro, si. De vez en cuando no va mal iniciar una búsqueda cuando te quedas estancado siempre en la misma página.. una expedición introspectiva..quizás.. leer y leer sin plantearse el final, eso me gusta!

Flipo,

Las estaciones a veces las llevamos por dentro. Da igual que el sol caliente y sea verano, es cierto que a veces el invierno en algunas personas dura más de lo debido, pero tienes razón, siempre llega lo bueno. Y por cierto, el gris a mi me gusta! me gusta el gris! no es color triste, es... que no es ni blanco ni negro ( escribí un post que lo encontrarás en el mes de abril: "El gris"). Un beso

Joan,
Para solucionar un problema el principio es el reconocimiento del mismo. Si.
Agraida. No saps lo bé que m´ha sentat el teu cumplit. Me veus amb bons ulls :-)

Belén, Belén, Belén.

Y que puedo decirte yo,no es la primera vez que hablamos de esto o de algo parecido verdad? Está creciendo querida, y lo bien que le está sentando! Besicos

Marta Arrufat dijo...

Perdón Flipo,
he mirado y el post del gris está en el mes de junio... saludos

Flipo en octarino dijo...

El gris no es ni blanco ni negro... El gris no es radical... Por que se puede se le puede dar intensidad a una escala de grises... A mi personalmente me gustan todos los colores, si están impregnados con un toque de octarino ;-)

Marta Arrufat dijo...

Querida Flipo,
los toques personales son d lo mejor. Ojalá hubieran más cosas de color octarino.. verdad?

diariodeunamujersola dijo...

tia...tia...me matas...has descrito muchas de esas cosas que como personas aprendemos a observar....la serenidad...el andar de puntillas....el pasar sin hacer ruido...para poder percibir el ruido de una hoja cuando cae del arbol...para poder aprender de todo aquello que parece irelevente...porque en las pequeñas cosas...en las que nadie aprecia es donde se esconde la grandeza del alma universal.....muy buen post...me has matado
te quieroooooooooo!!!!

Más claro, agua dijo...

A mí también me gusta "Grease"... :-)

diariodeunamujersola dijo...

ah...y por cierto.... en ocasiones es mejor dejar que el olvido tome prestado tus recuerdos y te los devuelva cuando estes preparada para entenderlos.....asi que si no recuerdas el inicio de tu historia no te preocupes memoria..se los arrebatará al olvido cuando te hagan falta para encontrarte otra vez contigo....uffff que lio de letras no=?