lunes, 2 de junio de 2008

EL GRIS



Me encanta el gris. Llueve pausadamente, no hay nadie y los truenos se hacen notar como susurros, miro al cielo y llego a la conclusión de que me gusta ese color. Me animo, me gustan las tardes de lluvia frente a mi ordenador, me gusta el olor que deja la lluvia, me siento cómoda. Siempre se ha asociado al gris con la tristeza, con el otoño, lo caduco.. pero yo no lo veo así.

Me encanta el gris, y me gusta porque no es ni blanco ni negro, no es radical, comprende los dos extremos y a veces puede tender hacia uno u otro lado mediante sus tonalidades pero nunca deja de ser gris. Cuando se siente más identificado con el negro se convierte en gris oscuro y lo mismo ocurre con el blanco, se vuelve gris claro, pero siempre gris… nunca será blanco o negro.

Me encanta el gris porque es el término medio y es un color bien difícil, el hermano mediano, el que está en medio de los dos fuertes y tiene de los dos lados.

Me encanta el gris porque es su propio complementario.

5 comentarios:

PENE LOPE CRUX dijo...

Joder Marta que mística te pones con el gris, si total es solo un color de mierda, del cual yo le sacaría algo más de punta....puede ser un negro descolorido, pasado por millones de lavadoras y sus centrifugaciones, un negro viejo que ya nadie se quiere poner....o por el contrario podría ser un descuido de algún manazas, es decir, una mezcla puñetera de roba blanca con una prenda neeeeeeeeeeeeeeegra y nueeeeeeeeeeeeeeeva....que ¿como se te ha quedao el cuerpo? ¿estoy negativa? pues eso es por el puto día gris que hace, yo solo soy feliz cuando hago la fotosíntesis emocional con nuestros gran sol, radiador del fantásticas y maravillosas enfermedades tipo el cáncer de piel....

Esto es como la botella medio llena o medio vacía, y yo, por culpa de este tiempo y que psíquicamente no llego a estar del todo a tono, todo lo veo medio vacío....en mi curro hoy no ha venido mi jefe, estoy medio, laboralmente hablando, vacía. No hace falta que te recuerde como estoy sentimentalmente, medio vacía, ya que sigo teniendo en mi cabeza a cierto gordo, enano y cabezón que, aunque fuera menos de la mitad de lo que esperamos de un hombre, era mi única mitad, y a la que estaba cogida cual lapa en una roca del mar......y no te voy a decir como tengo la cuenta del banco, medio vacía tirando por lo bajo.....así que, aquí tú media amiga (por estatura eh?!) que se siente un poco vacía, te reclama, cuando quieres que nos veamos, comamos algo en la vieja roma, me pongas al día y me hagas reir un poco??????????????



Espero tú respuesta princesa

Marta Arrufat dijo...

A mi me gustan las cosas viejas que ya nadie se quiere poner, algunas, no todas eh? Y veas tú, que me gustan las cosas desgastadas como un jersey negro pasado mil veces por la lavadora que se hace gris... a mí me parece bonito... Casi que mejor te bebas lo que queda de la botella, la vacies del todo y la vuelvas a llenar hasta los topes. Comer? Cunado quieras, donde quieras y como quieras, ya le gustaría a más de uno o una llegar a la mitad de tu mitad, es un tópico pero es que TÚ VALES MUCHO NENA.

Anónimo dijo...

hola

pene lope crux dijo...

vaaaaaale!!!!!!!
no si al final aprenderé

Marta Arrufat dijo...

Bueeeeeeno.. pareixes una iaia o ma mare amb el movil... je je